Geología

Rocas Metamórficas, Textura

Sábado 23 de febrero de 2008, por Imerú Alfonzo Hernández

El objetivo de este curso es hacer un estudio introductorio a las ROCAS METAMORFICAS, para caracterizar este tipo de rocas se hace necesario estudiar su textura y mineralogía, esto ultimo cobra singular importancia para determinar la facie metamórfica en que se formo y por tanto las condiciones depresión y temperatura a la que fue sometida (La identificación de las facies metamórficas es dejada para cursos posteriores).

TEXTURA

La TEXTURA de una roca describe el tamaño de los cristales que la componen, su forma, distribución y orientación. El origen de estas puede ser atribuido a variables tales como cristalización, deformación y tiempo.
Para describir las texturas en las rocas metamórficas se utilizan los siguientes términos:

Serie cristaloblástica: Este término se aplica a la fabrica y relaciones texturales que resultan del crecimiento de cristales durante el metamorfismo. Se distinguen:

IDIOBLASTO: Cristales metamórficos con buen desarrollo de caras cristalográficas.

XENOBLÁSTOS: Minerales metamórficos que no desarrollaron caras cristalográficas.

HIPIDEOBLÁSTOS: Granos metamórficos que desarrollaron algunas caras cristalográficas.

TEXTURAS GRANOBLÁSTICAS: Textura no direccional, arreglo desordenado de los componentes. La textura granoblástica se caracteriza por presentar cristales equidimencionales, los cuales son generalmente xenoblastos, es típica de metamorfismo de contacto, aunque algunas rocas de metamorfismo regional la puede presentar como es el caso de algunos mármoles.

TEXTURA FOLIADA: Típica del metamorfismo de regional. Es el arreglo paralelo de minerales (esquistosidad) y/o arreglo paralelo en bandas. El término foliación es aplicado a cualquier estructura paralela de origen metamórfico. Se distinguen:

Textura PIZARROSA: Textura foliada compuesta principalmente por minerales muy finos, afaníticos, los cuales no son visibles a veces ni siquiera al microscopio.

TEXTURA FILITICA: Textura foliada de grano fino, definida por la orientación de filosilicatos.

TEXTURA ESQUISTOSA: Textura formada por el arreglo de minerales de grano medio con habito micáceo, tabulares, acicular o cuarzo orientado.

TEXTURA Gnéisica: Textura metamórfica de grano grueso, que consiste en la alternancia de bandas constituidas por minerales félsicos y ferromagnesianos.

Facies Metamórficas

Anteriormente se había estudiado el concepto de metamorfismo y sus tipos. Vimos que tanto las rocas producidas en las aureolas de contacto de intrusiones, como las rocas metamórficas que forman los cinturones metamórficos regionales, muestran secuencias caracterizadas por minerales índices, concluyendo que la mineralogía final de una roca metamórfica depende de las condiciones de presión y temperatura (P, T) alcanzadas durante el metamorfismo y de su composición mineralógica y química. Eso ha llevado al establecimiento de un concepto fundamental, el de FACIES METAMÓRFICAS. Una roca o un conjunto de rocas pertenecen a una facies metamórfica cuando estas rocas han sido formadas o recristalizadas en un cierto rango de (P, T), el cual es definido por la ESTABILIDAD de ciertos minerales críticos. La facies es entonces un concepto mineralógico que designa un grupo de rocas caracterizadas por un conjunto definido de minerales formados bajo unas condiciones metamórficas particulares.

Los tipos metamórficos se pueden dividir de acuerdo a la presión (series de alta presión, de presión intermedia, de baja presión), de acuerdo a la temperatura (metamorfismo de grado muy bajo, grado bajo, grado medio y grado alto; de acuerdo al aumento en la temperatura) o de acuerdo a la relación P/T (metamorfismo de alta P/T, de P/T intermedia o de baja P/T).

P.-S.

(C) 1995-2008 Imerú Alfonzo Hernández, Todos los derechos reservados, puede usar los textos e imágenes presentados en este artículo, siempre que se cite la fuente original.