El ABC de los chalecos salvavidas

Fuente: Juan Díaz Vargas / Mundo Básico (Mexico)

Viernes 4 de enero de 2008, por Imerú Alfonzo Hernández

EL ABC DE LOS CHALECOS SALVAVIDAS

Esta importante vestimenta auxiliar de flotación, también llamada “chaleco salvavidas” o “chaleco de flotación” y definida por la Reglamentación Mexicana y la Guardia Costera Estadounidense (USCG) como Dispositivo Personal de Flotación (DPF), que al colocarse a través de los brazos y/o cuello y sujetarse al cuerpo por medios mecánicos permite a cualquier persona mantenerla a flote y boca arriba, por un periodo determinado.

DISEÑO Y MATERIALES

Los chalecos (DPF’s) están diseñados para proporcionarle una posición estable con la cara hacia arriba, a una persona que esté flotando con la cabeza inclinada hacia atrás.

Disponibles en gran variedad de estilos en diferentes medidas para que queden bien ajustados. Son diseñados para usarlos y complementar cualquier actividad acuático-deportiva, recreativa, comercial o de trabajos especializados de forma cómoda.

Los hay en diseños para aguas tranquilas, o donde las posibilidades de rescate rápido no son buenas, razón por la cual se utilizan colores brillantes, que permitan ser fácilmente detectados en el agua.

Hoy en día, se utilizan telas, cintas e hilos de fibras sintéticas (nylon, poliéster y polipropileno) repelentes, impermeables e ignífugas (retardantes a fuego); como material flotante se usan espumas artificiales y en herrajes el nylon, plástico acetal, aluminio o acero inoxidable.

Pueden tener además, cintas reflectantes, silbatos de alta frecuencia, lámparas o estrobos, y arnés para rescate.

MOVIMIENTO Y POSICIÓN

Para explicar el trabajo técnico que realiza por si solo un chaleco (DPF), mostramos los siguientes gráficos.

TIPOS DE CHALECOS (DPF’s)

Se enlistan los diferentes dispositivos, así como sus características.

Tipo I: Para usarse fuera de la costa, aguas abiertas, turbulentas o distantes, donde el rescate puede tardar en llegar, no debe sufrir alteraciones por la acción de los hidrocarburos ni por sus derivados y ser capaz de resistir la exposición al fuego y bajas temperaturas. En México se requiere certificación, según la NOM-006-SCT4-2006 y el Reglamento de Inspección de Seguridad Marítima.

Se utiliza en color naranja internacional (Norma “SOLAS”), amarillo o rojo (aún en sus tonos flourescentes), sus ventajas son alta flotación, deja a la mayoría de los usuarios inconscientes cara arriba sobre el agua. Su desventaja es ser muy abultado. Tallas en dos medidas para uso de niños y adultos.

Tipo II: Modelo boyante o “yugo” para usar en la costa, adecuado para aguas tranquilas de tierra dentro o donde las posibilidades de rescate rápido sean buenas. Al igual que el Tipo-I, su fabricación está reglamentada por la misma NOM-006-SCT4-2006.

Voltea cara arriba a algunos usuarios en estado inconsciente, sobre el agua. Menos abultado y más cómodo que el Tipo-I. No se debe usar por muchas horas en aguas turbulentas. Tallas, dos medidas para niños y adultos.

Tipo-III: Vestimenta adecuada para aguas tranquilas de tierra dentro o donde las posibilidades de rescate rápido sean muy buenas. La NOM-09-TUR-2002, indica que su fabricación debe homologarse con lo dispuesto por la United States Coast Guard (USCG).

Generalmente es el tipo más cómodo para uso continuo, ofrece gran libertad de movimiento para nadar, esquiar sobre el agua, navegar con vela, pescar, paseos en bananas, remar en bote y kayak y otras muchas actividades. Se obtiene en variados estilos y tallas individuales, para que lo usen desde niños pequeños hasta adultos.

Es muy posible que el usuario tenga que inclinar la cabeza hacia atrás, para evitar quedar boca abajo sobre el agua. No es para una larga duración dentro de aguas turbulentas y muy probable que la cara del usuario sea cubierta por las olas.

Tipo-IV: Elemento para lanzar (aro o cuadro), adecuado para ser usado en aguas tranquilas de tierra dentro, que tienen un tráfico de botes intenso y donde la ayuda esté siempre cerca. Se reglamenta su fabricación por NOM.

Sirve como ayuda auxiliar para los otros DPF’s. No son para personas con pérdida de conocimiento, ni para gente que no sabe nadar o niños.

Tipo-V: Dispositivo para uso en situaciones o condiciones especiales, en donde se requiera de alta flotabilidad. Lo regula para actividades turísticas la NOM-09-TUR-2002.

Se fabrica para actividades específicas (descenso de ríos - rafting), son de gran capacidad de flotación, adecuado para uso continuo, aumentando las posibilidades de salvamento.

Todos sus elementos deben ser los usados en la manufactura del Tipo-I, los hay en tallas juveniles y adultos.

Para conocer las Tablas de Flotación Mínima, haz click aquí.

P.-S.

La información publicada es no específica para Venezuela, por lo que las normas pueden variar, es recomendable si desea adquirir uno de estos dispositivos, acudir a las autoridades respectivas en el país para una recomendación acorde a las normas Covenin.